lunes, abril 26, 2021
InicioNuestras HistoriasCafe orgánico: Beneficios, para qué sirve y donde comprarlo

Cafe orgánico: Beneficios, para qué sirve y donde comprarlo

El café es un tipo de grano originario del continente africano y que con el paso de los años se ha extendido por todo el mundo, convirtiéndose en una de las bebidas más consumidas. La cafeína, una sustancia presente en cantidades importantes en el café, es muy buscada por su función estimulante en el sistema nervioso central.

Sin embargo, hay varias variedades de café y una de ellas es el café orgánico. Todos los alimentos orgánicos están (o deberían estarlo) libres de agroquímicos (aditivos, colorantes, etc) y otros productos sintéticos. Sin embargo, el proceso de producción del cultivo del café y de los alimentos orgánicos, en su conjunto, es diferente de los alimentos tradicionales por varias razones.

Alimentos orgánicos

Que un alimento sea orgánico significa, de una manera muy simple, ser lo más «natural» posible. Los alimentos in natura (obtenidos directamente de plantas o animales) o mínimamente procesados (in natura que han sido sometidos a limpieza, eliminación de partes indeseables, fraccionamiento, molienda…) pueden encontrarse en su forma convencional u orgánica.

La forma orgánica se basa en técnicas que no utilizan pesticidas sintéticos, fertilizantes químicos, medicamentos veterinarios, organismos genéticamente modificados, conservantes, aditivos e irradiación.

La producción de un alimento orgánico siempre tiene en cuenta las condiciones regionales del entorno en el que se cultiva y la necesidad de adaptar los sistemas de producción para que funcione allí. Producir alimentos localmente requiere más mano de obra. Al comprar este tipo de alimentos, el consumidor contribuye al fortalecimiento de la agricultura familiar y a un sistema alimentario social y ambientalmente sostenible.

¿Por qué consumir café orgánico?

Como se ha descrito anteriormente, la producción orgánica -incluido el café- se lleva a cabo en un modelo de agricultura libre de contaminantes. Por lo tanto, para el cultivo sano del café se utilizan productos fitosanitarios (que son importantes para reducir los daños causados por las plagas agrícolas) compatibles con la calidad necesaria para la producción orgánica.

Además, algunos expertos catadores de café de todo el mundo afirman que hay una mejora en la calidad del grano cuando se obtiene a través de la producción orgánica. Las diferencias con los granos de café convencionales pasan por los aromas hasta los sabores característicos de la bebida, ya que hay un cuidado específico en las fases previas y posteriores a la cosecha del cultivo orgánico.

También hay informes de los consumidores de que el café orgánico contiene más sabor y calidad porque es más «natural». Por esta razón, los atributos sensoriales (aspecto, aroma y sabor) del café orgánico pueden considerarse diferenciados cuando se comparan con los del café tradicional.

Esto se debe a que la superioridad del café orgánico está ligada a la forma en que se cultiva. El suelo, la temperatura, el clima y la altitud son especialmente cuidadosos, teniendo siempre en cuenta todo el proceso de producción que tiene como objetivo contemplar la sostenibilidad.

Consumo y mercado del café orgánico

El segmento del mercado del café orgánico crece año tras año. Sin embargo, los sistemas de producción de café tienen dentro del mercado orgánico los llamados «cafés especiales» como el café gourmet.

Por lo tanto, a pesar de los beneficios que este tipo de café aporta al medio ambiente y también a la salud, su consumo puede considerarse sofisticado y no es accesible a todas las personas y clases sociales.

Por esta razón, el precio a menudo más alto que el del café convencional es uno de los factores que limita la aceptación de esta bebida.

Las estrategias de mercado relacionadas con los productos orgánicos son elaboradas por varios grupos ecologistas del mundo. Según los estudios, la producción de café orgánico en España sigue siendo relativamente limitada y bastante dirigida al mercado exterior.

Café orgánico y salud

El consumo de café orgánico debe considerarse una ganancia para nuestra salud, después de todo, al ingerir cualquier alimento que no provenga de la agricultura orgánica, estamos expuestos al consumo de muchos tipos de pesticidas, conservantes y aditivos.

Los plaguicidas, los fertilizantes químicos y todos los contaminantes utilizados contra las plagas e insectos en los cultivos convencionales tienen un potencial tóxico para la salud.

La (ABRASCO) en un documento publicado en 2015, aclara varias cuestiones relacionadas con el impacto de estas sustancias en nuestro cuerpo.

La ABRASCO señala que aunque algunos contaminantes se clasifican como «de baja toxicidad» (en base a sus efectos «inmediatos» sobre la salud), no podemos dejar de tener en cuenta los efectos del consumo constante y a largo plazo.

El daño a nuestro cuerpo puede ocurrir meses, años o incluso décadas después de la ingestión o la exposición general a estos agentes tóxicos.

Las manifestaciones en nuestro cuerpo pueden ser diversas y la exposición a los contaminantes puede causar numerosas enfermedades. El cáncer, las malformaciones congénitas, los trastornos endocrinos, neurológicos y mentales son algunos ejemplos.

¿Dónde puedo comprar café orgánico de calidad a buen precio?

Es posible comprar café orgánico en muchos sitios, herbolarios, tiendas de café especializadas, étc.

Sin embargo, no hace falta irse tan lejos, en Amazon tenemos una de las mejores marcas de café orgánico:

cafe organico arabico

¿Cuáles son las diferencias entre el café espresso, el orgánico y el descafeinado?

Las variedades de café existentes son numerosas. Gran parte de nuestro consumo es de la variedad de café Arábica. Más fuerte, de sabor más suave, más o menos amargo, el hecho es que el café es una bebida ampliamente consumida y amada por muchos.

Su consumo puede incluso causar dependencia (debido a la cafeína), pero sabiendo cómo mantener el equilibrio en la ingestión, podemos disfrutar de esta bebida sin daño para nuestra salud, al contrario. En los siguientes párrafamos hablaremos un poco sobre las diferencias entre el café expreso, el café orgánico y el café descafeinado.

Café Espresso

El café espresso  es muy popular en las cafeterías, es notable por su fuerte sabor y su característica espuma.

Un espresso se prepara pasando agua muy caliente a presión, en contacto con los granos de café molidos. Por eso el término expreso se refiere a la presión sobre el grano «exprimiéndolo», y no a su preparación de forma rápida y expresa.

Una investigación reciente indicó que la cantidad de cafeína que se encontraba en los cafés expresos era en promedio mucho mayor que la que se observaba normalmente en los cafés tradicionales.

Esto explica por qué, en promedio, se utiliza el doble de polvo para la preparación de café expreso que para el café normal. Con esto, el estudio advirtió que dependiendo de la marca, un café expreso puede contener más de 70mg de cafeína por taza, casi el doble que el café convencional.

Café Descafeinado

El café descafeinado ha sido consumido mucho en todo el mundo por personas que desean tener un estilo de vida más saludable y dejar atrás algunas adicciones, y por otras que no quieren sentir los posibles efectos secundarios de la cafeína cuando se consume en exceso.

El café «sin cafeína» puede contener algunos rastros de cafeína en su composición. La legislación brasileña permite que un café considerado descafeinado tenga un máximo de 0,1% de cafeína.

El consumo de descafeinado tiene «pros y contras». Un efecto negativo de la descafeinación es que el proceso puede alterar la calidad sensorial del café. Los cafés sin cafeína también tienen menos presencia de compuestos antioxidantes.

Por otro lado, hay algunos beneficios en el consumo de esta variedad de café. Varios estudios sugieren que este consumo está relacionado con un menor riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2, una disminución del riesgo de desarrollar cálculos renales y una reducción de los niveles de ácido úrico.

Sabiendo que el consumo excesivo de cafeína puede causar insomnio, ansiedad y aumento de la presión arterial en algunas personas, el consumo de café descafeinado se convierte en una buena opción para escapar de estos efectos desagradables en el cuerpo de algunos.

Referencias bibliográficas:

.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular